El tiempo es relativo, pero no en la Paella

En la elaboración de la Paella, el tiempo es un factor clave. Desde la poda de la leña, la temporada de cada uno de los ingredientes y la duración del cocinado, el tiempo forma parte de la versión original de la receta.

Así, a cualquier Mestre Paeller que se precie le resultaría imposible elaborar una auténtica Paella en menos de dos horas, de la misma manera que para cualquier valenciano es difícil creer que en 18 minutos puedas vivir todo lo que rodea al mundo de la Paella. Pero como en cada ritual, hay prácticas que cambian y evolucionan con el tiempo, símbolos que van integrándose con el paso de los años y otros, que sencillamente son intocables.

La proximidad de los ingredientes, la combustión a leña, lo artesanal y la autenticidad son esenciales. Por eso incorporamos ingredientes de nuestra tierra, 100% naturales y de temporada. Y por eso, no entendemos nuestras elaboraciones sin el sabor y el aroma de la leña. Más que símbolos que forman parte de la práctica, son evidencias tangibles necesarias para llevar a cabo nuestro ritual.

Rafa Margós logra, 25 años después de que su padre inscribiera el primer tratado de conservación a leña, que cualquiera pueda disfrutar de una paella en su versión original. Ha conseguido dividir el ritual en dos tiempos para que tú solo tengas que invertir 18 minutos, el tiempo que tarda en cocinarse el arroz.

Hacer tu cocinado todavía más inolvidable.

La hora y media que Rafa dedica a la elaboración del preparado es clave. Y los últimos 18 minutos, fundamentales para un acabado perfecto (ya sabes, con el arroz entero, suelto y seco).

Siguiendo los pasos marcados en nuestro manual (10-7-1), el reloj nos permite saber fácilmente en qué momento exacto el arroz se convierte en esa fina capa para tocar el cielo. Y si a la gestión del tiempo le sumamos la liberación de endorfinas propia de la música, nos encontramos con las Playlists de El Paeller.

Una serie de listas de reproducción de 18 minutos de duración, justo el tiempo que necesitas para terminar la paella, y dejarse llevar por el momento. Para hacer más extraordinario, si cabe, el ritual de la paella.

Cada ocasión, requiere su tiempo: 18 minutos.

Todas las paellas que cocinas con El Paeller solo necesitan 18 minutos, pero cada ocasión requiere su propia música. Por eso hemos creado una colección de playlists que se adaptan a todo tipo de cocinados. En su lanzamiento, ya puedes disfrutar de tres listas idóneas para tres momentos diferentes.  Cocinar una paella a leña en 18 minutos, mientras escucháis juntos la playlist indicada, puede ayudarte a cualquier cosa que te propongas.

Una de las cosas que hace especial el ritual de la Paella es, sin duda, la leña. El combustible vegetal hace que la elaboración sea auténtica de principio a fin. Con esta lista de reproducción, conquistarás el corazón y el paladar más exigente.

Sorprender a tu jefe, puede ser un reto, pero no existe nada como llenar el estómago para tenerlo en el bolsillo. Cocinar una paella a leña en 18 minutos, mientras escucháis juntos la playlist indicada, puede ayudarte a cualquier cosa que te propongas.

Aquel que no gusta de comer paellas, posiblemente es porque no conoce el auténtico sabor, aroma y color de la leña. En el (improbable) caso de, tras vivir juntos el ritual de la paella, continuar renegando del arroz, al menos nadie le habrá quitado unos buenos bailoteos.

Vierte el arroz y dale al play.


Older Post Newer Post