El AOVE de siempre.

Cuando decimos que nuestras elaboraciones no solo cuentan la historia de Rafa Margós, nos referimos a que detrás de cada uno de los ingredientes que emplea en sus elaboraciones, hay familias que aman su tierra y su mar. Nos referimos exactamente a que es aquello que nos une, lo que nos hace considerarlos más que proveedores, compañeros y amigos. Nuestro aceite es, tradición, tecnología y sostenibilidad. Una historia de una familia: Los Muntanya.

El aceite es un ingrediente transversal a todas las paellas, un producto que marca el comienzo de la elaboración (a excepción de la leña, claro). Un producto que embalsama la paella, juega con el sofrito y en su tiempo justo, hace relucir un excelente socarrat. Por eso la elección estaba clara desde el principio, tenía que presentar un equilibrio perfecto en boca y apoyarse en un compromiso como el nuestro, el compromiso por las cosas bien hechas.

Qué aceite utilizar para la paella.

El aceite de oliva virgen extra (AOVE) es el único que conserva todas las propiedades nutricionales de la oliva. Un aceite sin refinados ni ajustes artificiales, que mantiene una acidez baja y un valor sensorial ajustado idóneo para la elaboración de una auténtica paella a leña. Rafa Margós junto con la mirada experta de nuestro proveedor OCTOBRIS, escogió un aceite de oliva virgen extra ecológico maduro, por ser la variedad más equilibrada para todas sus elaboraciones.

Un cultivo de secano que se presenta en las altas montañas del Alto Vinalopó, permitiendo que la oliva desarrolle las propiedades nutricionales de manera natural. El fruto de este aceite se recoge de los olivares centenarios de la Familia Muntanya, a finales de noviembre y principios de diciembre. Un proyecto que persigue, desde hace cinco generaciones, el sueño de ‘el abuelo Miguel’.

La excelencia de la sencillez, OCTOBRIS.

El proyecto OCTOBRIS comienza en 2014 cuando Luis, el mayor de los nietos, recuerda cómo su abuelo Miguel le contaba sus deseos de recuperar los orígenes de la producción del aceite, donde la sostenibilidad debía unirse a nuevos sistemas de riego y cultivo. Habló con su padre y su hermano Ximo, y juntos emprendieron el sueño de Miguel. Pero OCTOBRIS no solo cuenta la historia de la familia Muntanya, sino de todo el pueblo de La Canyada (Alicante) que, apuesta por el apego a la tierra, el respeto por la naturaleza y la sencillez. Una sencillez excelente que se descubre en cada una de las variedades que la familia produce, gracias a sus olivos centenarios.

 


Publicación más antigua Publicación más reciente